Personajes
ASTERIX OBELIX
PANORAMIX ABRARACÚRCIX
ASURANCETURIX EDADEPIEDRIX
ESEAUTOMATIX ORDENALFABETIX
KARABELLA IDEFIX

Estamos en el año 50 antes de Jesucristo. Toda la Galia está ocupada por los romanos... ¿Toda? No!. Una aldea poblada por irreductibles galos resiste todavía al invasor.
En su lucha contra la invasión de las legiones romanas, Asterix contará con la ayuda de su amigo Obelix y con su "arma secreta": la milagrosa pócima de maravillosos efectos.
Y la vida no es fácil para las guarniciones de legionarios romanos en los reducidos campamentos de Babaórum, Acuárium, Laudánum y Petibónum...
Rene Goscinny (1926-1977), dibujante y autor de textos de cómics, francés, padre, junto a Uderzo, de Astérix. Nacido en París, Goscinny es sin duda uno de los guionistas más conocidos del cómic francés. Educado en Argentina, donde sus padres se habían instalado, se trasladó a los veinte años a Estados Unidos, y allí, gracias a varios encuentros, se inició en el dibujo. Regresó luego a Europa y entró en la agencia de prensa belga World Press, que lo envió a trabajar a París. Fue allí donde tuvo el encuentro, decisivo para el desarrollo de su carrera, con el dibujante Uderzo. Juntos colaboraron en la animación de varias historias y Goscinny abandonó el dibujo para dedicarse exclusivamente a los textos. Despedidos en 1955 de la empresa para la que trabajaban, por haber pretendido crear un sindicato, Goscinny y Uderzo. Tras haber creado varias publicaciones, lanzaron en 1959, la revista Pilote, donde se publicaron Las aventuras de Astérix.
Escritas por
Goscinny y dibujadas por Uderzo, tuvieron un éxito sin precedentes en la historia del cómic francés.
Paralelamente a esta aventura,
Goscinny
creó un número importante de personajes, entre ellos Lucky Luke.
Albert Uderzo, guionista y dibujante, descubrió el cómic siendo muy joven. A los catorce años, ya trabajaba para la sociedad parisina de edición, donde aprendió las bases del oficio y publicó su primera ilustración. Tras realizar trabajos para editoriales diversas, viajó a Bruselas, donde conoció a René Goscinny. Ambos formaron un equipo excepcional, creador de inolvidables trabajos entre los que brilla con luz propia la historia de Asterix.