Amigos

" Cuando cae la noche, una criatura parca y sin sonrisas emerge desde las tinieblas. La noche es su hora, las sombras son su lugar. Batman es su nombre "

 

Villanos

Fue una buena película... "La Marca del Zorro". El niño Bruce Wayne y sus padres la habían disfrutado, y ahora regresaban a su Mansión, caminando, poco preocupados por su seguridad en una pacífica noche de Gotham City. Esa exagerada confianza condujo a los Wayne a un encuentro con la muerte cuando un ladrón anónimo los asesinó para robar sus joyas, ¡y el niño Bruce lo vio todo!

Años después, ya hecho un adulto y luego de recorrer el mundo aprendiendo diversas formas de las artes marciales y de labores de detective, Bruce decidió convertirse en el guardián de las ahora violentas noches de Gotham. Y lo hizo adoptando la forma de aquello que lo espantó de niño, una noche cuando todavía tenía a sus padres con él y cayó en una de las muchas cuevas existentes bajo la Mansión. ¡Sí!. Sería un murciélago...

En sus primeras incursiones, Batman fue perseguido por la policía. El vigilantismo era algo que no sería tolerado. Pero la llegada a la ciudad de felones como El Joker, El Pingüino o las sensuales Poison Ivy y Gatúbela, sumado a la corrupción cada vez más creciente en las esferas políticas y de la misma policía de Gotham, hicieron que el comisionado de policía James Gordon aceptara la ayuda de este demonio, al que invoca en las frías noches, iluminándolas con su emblema...

En 1939 la Detective Comics (hoy DC Comics) se vió amenazada por el último éxito de su más cercano rival, Action Comics: Superman. Así, el editor de la Detective encargó a dos de sus colaboradores, los talentosos Bob Kane y Bill Finger, que crearan un personaje que superara al Hijo de Krypton. El resultado fue la creación de un vigilante enmascarado sin ningun poder sobrehumano, porque pensaben que eso le daría mayor fuerza en un mundo donde las copias de Superman ya empezaban a saturarlo. Pero faltaba algo que lo identificara, que le diera su identidad, y Bob supo lo que era cuando vió un murciélago entrar a su oficina.