Tabernas - espectáculo
Taberna Villa Rosa.- Plaza Santa Ana, 15, en el Callejón del Gato esquina a Núñez de Arce.

Abierto en 1914 por los picadores 'Farfán' y 'Céntimo' y el banderillero 'Alvaradito', tal vez sea el bar de copas más antiguo de Madrid. Dedicado en sus primeros años a la freiduría y al chateo, en 1919 una sala de baile y varios reservados que supieron de las intimidades de algunas reinas del chiste pícaro con los protagonistas de la escena política de aquellos días. Pero lo mejor de esa segunda etapa de 'Villa Rosa' fue su nueva decoración: espléndidos mosaicos de azulejos que reproducen escenas andaluzas y que han perdurado hasta hoy, siendo todavía uno de los principales atractivos de la casa.
A partir de 1928, y a raíz de que Antonio Chacón comenzara a frecuentar el 'colmao', se convirtió en el favorito de la aristocracia y la intelectualidad madrileña. Cerrado en 1963, fue reabierto un año más tarde como tablao, llegando a ser uno de los más afamados del Madrid de los años 60.  Los años volvieron a pasar y el 'Villa Rosa' cayó en el olvido hasta que, fue recuperado por la nocturnidad de los años 80.

Taberna Elisa.-
Calle Santa María, 42

Taberna irlandesa de la zona de Huertas que cuenta con una decoración en madera de estilo muy celta. Dispone de un pequeño escenario en donde programan actuaciones de grupos de música de estilo celta.

En el Madrid de 1989, algunos grupos de los que por aquel entonces se dedicaban a la música ’celta’, encontraron en la TABERNA ELISA el local que con el tiempo se convertiría en el de mayor solera de los que acogen actuaciones de música tradicional.
La fama y el prestigio adquirido por las sesiones de la Taberna Elisa en el mundo de la música tradicional, ha atraído a lo largo de los años a músicos y grupos celebres que se asomaron por allí.
La Fontana de Oro.- Calle Victoria, 2

Taberna que albergara en su día, una tertulia revolucionaria en la novela homónima escrita por Benito Pérez Galdós. Estuvo abierta en los primeros números de la calle de la Victoria hasta mediados del pasado siglo.

Hace ahora 10 años reabrió sus puertas en el mismo lugar como pub irlandés con música en vivo. Eso sí, reproduciendo en alguno de sus salones la decoración de la que Galdós habla en las páginas de su libro.

Taberna del León de Oro.- Calle del León,

La Taberna del León de Oro reúne en su fachada las efigies de las ilustres plumas que moraron en el barrio (aunque el interior es una taberna irlandesa con decoración medieval).

 The Variety Tavern.-  Calle Huertas, 63

Taberna Encantada.- Calle Salitre, 2

 

Viva Madrid.- Calle Manuel Fernández González, 7     

Situado en el punto caliente de la zona de "Las Cortes-Santa Ana" con raíces españolas en su decoración de dos siglos atrás, original barra de estaño incluida y azulejos decorados a mano. No se pierda el techo artesonado de Arpías y los cuadros de Brassai inspirados en los años 30.  
Está ubicado en una calle peatonal y con una terraza recogida y bien cuidada.