Iglesia de San Nicolás de los Servitas

La Iglesia de San Nicolás de Bari o de San Nicolás de los Servitas esta situada en el número 6 de la calle de San Nicolás, dando por tanto nombre a la calle, fue creada como iglesia mozárabe, de arquitecto anónimo,  posee una torre mudéjar del siglo XII e iglesia con ábside central gótico del siglo XV.

La iglesia que es la mas antigua de Madrid, ha sufrido varias transformaciones en su estructura primitiva, pero conserva parte de la torre mudéjar de ladrillo rojo, esta torre fue declarada monumento Nacional en el año 1931.

Su artesonado y yesería en el interior son del mismo estilo.

Levantada sobre una planta de tres naves, en su interior destaca la bella armadura mudéjar de la cabecera y de la nave central. También son elementos moriscos los arcos de herradura del coro y de la entrada. El retablo mayor es obra de Juan de Herrera. La fachada es del siglo XVII.


El elemento más interesante de este templo es, sin duda, su torre, que como dijimos anteriormente data del siglo XII, excepto el típico capitel madrileño que la remata, realizado durante el siglo XVIII. También destaca la portada barroca, en la que podemos ver un relieve que representa a San Nicolás, obra de Luis Salvador Carmona.

Iglesia de San Pedro el Viejo

En la calle del Nuncio se encuentra emplazada la Torre de San Pedro el Viejo perteneciente a la iglesia de este nombre. Es una de las edificaciones más antiguas de Madrid, con una torre mudéjar del siglo XIV que en tiempos alojó una campana.

Se piensa que esta torre fue levantada por Alfonso XI en recuerdo de la reconquista de Algeciras en 1354. Su arquitecto es anónimo.

El cuerpo de la iglesia es posterior en un siglo, aunque poco se conserva de esa época: fue totalmente reconstruida bajo los últimos Austrias (siglo XVII) por Agustín de Pedrosa.

El campanario, por su empleo del ladrillo, la escasa decoración y los arcos en forma de herradura, hace pensar que tal vez perteneciera a una mezquita anterior a la iglesia católica.

En su interior cuenta con la imagen de Jesús Nazareno el Pobre, imagen muy querida y venerada por el pueblo de Madrid

La fachada sur está decorada con una portada plateresca, sobre la que se conservan los últimos escudos reales madrileños anteriores a los Reyes Católicos.