.
PLAZA DE LA VILLA
Esta plaza es uno de los rincones mas bellos y mejor conservados de Madrid, desde ella se ha gobernado la Villa desde tiempo inmemorial.

La última reforma de la Plaza de la Villa, antigua plaza del Salvador, fue realizada en 1980, destacando en el centro la estatua de Don Álvaro de Bazán, obra realizada por Mariano Benlliure.

En su contorno se encuentran La Casa de la Villa, la Casa de Cisneros, y la Torre de los Lujanes, tres edificios que compiten en belleza e interés, haciendo de la plaza, como se ha dicho antes, uno de los rincones mas bellos de Madrid.

La Casa de la villa (actual Ayuntamiento), fue iniciada por Juan Gómez de Mora en 1644, continuada por José Villareal en 1648 y posteriormente por Teodoro Ardemans que la termina en 1696. En 1789 Juan de Villanueva concluye la fachada a la calle Mayor edificando una columnata dórica.

El edificio es restaurado en 1966, sustituyendo la cubierta de teja plana por una de pizarra, quitándose los revocos y devolviendo a los paramentos su aspecto anterior de ladrillo visto. En la fachada que da a la plaza de la Villa, por donde tiene acceso el edificio, hay dos puertas gemelas (la más cercana a la C/ Mayor es la que correspondía a la Casa del Ayuntamiento y la segunda a la Cárcel de la Villa).

En el interior se encuentran la Escalera de Honor, con la misma decoración de 1896, aunque restaurada, la Galería y Despacho de Secretaría, la Saleta de Retratos, el Salón de Goya (también llamado Salón de Recepciones), la Capilla, la Sala de la Custodia, el Vestíbulo del Salón de Sesiones, el Salón de Sesiones, el Patio de Cristales, la Saleta de la Paloma, el Vestíbulo de la Tribuna Pública y la Sala de la Carreta.Los últimos cambios y restauraciones interiores fueron efectuados por el Arquitecto Municipal Joaquín Roldán Pascual en 1986.

A través de un arco que cruza sobre la calle de Madrid, se pasa a  la Casa de Cisneros. Este edificio se levantó en 1537 por Benito Jiménez de Cisneros, hijo de Juan, que a su vez, era hermano del Cardenal.

Su fachada principal da a la calle del Sacramento y luce ornatos platerescos. La parte posterior es la que da a la plaza de la Villa. De aspecto moderno, se levanta sobre lo que, en tiempos, fueron corrales, cochera, cuadras y dependencias de la servidumbre. Es de los pocos ejemplos de estilo plateresco que posee Madrid, aunque tiene detalles renacentistas en la puerta y las ventanas que se abren en la fachada principal.

En 1915, fue objeto de una intensa obra de reforma y ampliación diseñada por el arquitecto Luis Bellido

La Torre de los Lújanes es la construcción más antigua de la Plaza de la Villa, no se sabe el nombre de su arquitecto, pero si que fue construida en el siglo XV,  es una de las escasas y más antigua obra civil de esa época que aún se conserva en Madrid.

Cuenta con una torre de estilo mudéjar. Pertenecía esta edificación a una de las nobles familias madrileñas, la de los Lujanes, como puede verse en los escudos de la portada gótica de la Casa. Su interior sirvió de prisión a Francisco I de Francia tras su captura en la batalla de Pavía (Italia), en el año 1525 por el Emperador Carlos I.

En la actualidad es sede de la Real Academia de Ciencias Políticas y Morales.