Acueducto Romano

Construido a finales del siglo I.

Obra maestra de la ingeniería hidráulica romana, realizada mediante grandes sillares de granito sentados sin argamasa de unión.

Construido para abastecer de agua a Segovia, el agua discurre por el canal existente en la parte superior y atraviesa la ciudad bajo el pavimento hasta llegar al Alcázar.

Consta de un total de 166 arcos con una longitud de 958 metros y una altura máxima de 28, 10.

Fue declarado monumento nacional en 1984 y Patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1985.