Iglesia de San Andrés

Iglesia románica del siglo XII, con una
magnífica torre mudéjar de ladrillo y chapitel de pizarra.

Estructura de tres naves y cabecera con dos ábsides. Pinturas de Alonso Herrera.

El retablo mayor es de los siglos XVI y XVII, con tallas de Mateo de Imberto, Nazario de la Vega y Gregorio Fernández.

Rincón típico de la ciudad y espacio verde que invita al descanso por encontrarse en la plaza de la Merced. Se encuentra muy cerca de la Catedral, y marca el comienzo de Las Canonjías, antiguo barrio en el que vivían los Canónigos de la Catedral.