Iglesia de San Millán

Iglesia construida en el Siglo XII sobre los restos de un templo mozárabe, con estructura de tres naves y pilares y columnas con interesante iconografía en los capiteles.

Cabecera con cuatro ábsides y cimborrio con cúpula califal. La torre es posiblemente anterior al resto del templo.

En el exterior existen dos atrios, en las fachadas norte y sur con escenas bíblicas y motivos vegetales en capiteles. Tres portadas y cuatro ábsides.

En el interior bellas tallas del escultor segoviano Aniceto Marinas, pinturas mulares y magníficas vidrieras.

Quizás sea la iglesia más representativa del románico segoviano.