Monasterio de Santa María del Parral

Se encuentra ubicado a orillas del río Eresma, en la conocida Alameda del Parral. Fue mandado construir por Enrique IV en el siglo XV, siendo sus autores Juan Gallego y a la muerte de éste, Juan Guas. De estilo gótico mudéjar, el Parral recuerda en cierta manera al Monasterio de Guadalupe.
La iglesia es de estilo gótico y consta de una amplia nave con cabecera poligonal en cuyos laterales se abren capillas comunicadas entre sí mediante puertecillas, muestra de la gran frialdad y desnudez del templo. El retablo de la capilla mayor, es plateresco, de talla policroma data de 1528.

La torre de estilo plateresco pertenece del siglo XVI y presenta una original crestería de claraboyas y candeleros.

La portada quedó inacabada y en su parte más elevada figuran los escudos de los marqueses de Villena, fundadores de la capilla. Posee cuatro claustros, portería, hospedería, enfermería y  principal.

Actual casa madre de la orden Jerónima.