La muralla de Segovia, iniciada en el siglo XI, tiene un perímetro de 3.000 metros de longitud. El conjunto de la Muralla con sus Puertas y sus Postigos y/o portillos fueron declaradas Monumentos Histórico Artístico en 1941.

En su fábrica se entremezclan la mampostería y la sillería, con grandes sillares de granito en algunas partes de la cimentación. Con un espesor medio de 2 metros y una altura media de 7,5 metros.

De las cinco puertas que tenía, dos desparecieron en el siglo pasado (San Martín y San Juan), las de San Andrés y Santiago han sufrido importantes transformaciones, y la de San Cebrián, que ponía en comunicación la ciudad con el arrabal de San Lorenzo, es obra plenamente barroca.

La puerta de San Andrés

siglo XV.

 

Conocida también como "Arco del Socorro".

Alberga el espacio informativo de la muralla y está ubicada en el lienzo que se extiende desde el Alcázar hasta el Postigo de la Luna.

 

Cerraba la muralla medieval de la ciudad, dando paso al cementerio judío, con el que estaba unido a través del puente de la Estrella.

 

Da acceso al barrio de la judería. En su parte superior se conserva el cuerpo de guardia.

 

Sobre la puerta interior hay un camarín dedicado a la Virgen del Socorro.

Postigo del Sol

Se encuentra en la parte izquierda del paseo del Salón y nos lleva a través de sus escaleras hacia las estrechas calles del antiguo barrio judío.                         

Fue reconstruido en la década de 1990.

Postigo de la Luna

Recientemente reconstruido imitando la antigua entrada medieval que allí existió, de similar estructura que la Puerta del Sol, nos conduce a la antigua calle Real.

PUERTA DE SANTIAGO

Dirección: Paseo de San Juan de la Cruz - Puerta de la Muralla.

Era denominada como puerta de Rodrigo Ordóñez. Comunica la ciudad con el arrabal de San Marcosy el antiguo camino Real de Castilla.

La fachada exterior de la puerta, con su arco de herradura mal trazado, parece ser obra del siglo XIII.

Por el contrario, la fachada que mira a la ciudad responde a una reforma llevada a cabo en época barroca.

Postigo de San Juan.

situado bajo la iglesia de San Juan de los Caballeros.

Interior a la izquierda y exterior a la derecha.

Junto al del consuelo es uno de los pocos portillos de la muralla que se conservan.

Puerta de San Cebrián.

Debe su nombre a una cercana ermita, hoy desaparecida.

Defendida solamente por una torre prismática, esta puerta, abierta en el sector de la muralla que da a la parte más despoblada del recinto histórico, ponía en comunicación a la ciudad con el Convento de Dominicos y con el barrio de San Lorenzo.

Su traza actual corresponde a las reformas efectuadas en los primeros años del siglo XIX.

Postigo del consuelo

Desde lo alto de la escalinata se observa todo el trazado de la obra y una impresionante vista de Segovia.

Es el punto donde los arcos del Acueducto vuelven a desaparecer, aunque los canales continúan por la zona alta de la ciudad, hasta el Alcázar.

 

Postigo del consuelo
exterior

 

 

 

 

 

 

Postigo del consuelo
interior