Catedral de San Juan Bautista
Albacete
El edificio más representativo de la ciudad fr Albacete, es su Catedral. Se accede a su portada principal, presidida por una torre rectangular rematada por arcos apuntados, a través de una gran escalinata.

En su interior destaca la sacristía, recubierta por una sencilla techumbre y decorada con pinturas que imitan a los bajorrelieves.

Se empezó a construir en el siglo XVI sobre los restos del primitivo templo gótico de San Juan Bautista. El templo actual pasó por manos de varios maestros hasta que Diego de Siloé se hizo cargo de las obras. Las obras se terminaron en el siglo XX pero muy alejadas de la idea original. En 1949 adquirió rango de Catedral.

EXTERIOR
Cuenta con dos fachadas: la principal, de 1945, y la lateral, de estilo neorrománico hecha en 1960. La torre es rectangular y está rematada por un arco apuntado de estilo neogótico. Al campanario se accede por una escalera helicoidal sin barandilla.

INTERIOR
Tiene tres naves de igual altura que están separadas por cuatro columnas renacentistas de cantería con un bello capitel jónico. Las bóvedas góticas se cayeron y fueron sustituidas por otras barrocas en el siglo XVII. Estas últimas fueron realizadas por Díaz Palacios. Sus vidrieras presentan bonitos colores.

SACRISTÍA
Está recubierta con una sencilla techumbre y decorada con pinturas manieristas del siglo XVI. Encontramos cinco grandes grisallas de dibujo grandioso en las que se representa a la Magdalena ungiendo los pies a Jesús, la Predicación de San Juan Bautista, la Entrega de las Llaves y la Conversión de San Pablo, entre otras.

CAPILLA DE LA VIRGEN DE LOS LLANOS
Se encuentra situada a la derecha del altar mayor. Cuenta con una hermosa y trabajada bóveda de crucería con linterna. Aquí encontramos una espléndido retablo renacentista.

CAMARÍN DE LA VIRGEN
Cada 27 de mayo los fieles pueden subir al camarín de la Virgen para contemplar la cabecita original, incrustada en la cabeza actual. Según la leyenda, la Virgen fue enterrada durante la razia de Abén Osmín en el año 1446 y, dos años más tarde, la encontró un labrador mientras araba la tierra.