Catedral de Santa María de las Nieves

 

 

I b i z a
La Catedral de Ibiza, dedicada al culto de Santa María la Mayor o Nuestra Señora de las Nieves, es un edificio sobrio y posee la misma sencillez arquitectónica que la Ibiza rural.
Se erigió probablemente sobre la base de algún primitivo templo de Astarté, o sobre los restos de algún templo dedicado a los dioses romanos o aprovechando la antigua mezquita árabe. El templo se iría reconstruyendo a través de las épocas para adaptarlo a las necesidades del pueblo. En su aspecto actual se observa la mezcla de diferentes estilos. Hacia la mitad del siglo XIV fue levantado un edificio de estilo gótico imperante en la época, con una nave de planta rectangular y un ábside con capillas que rodean el presbiterio dando a la cabecera una disposición poligonal, destacándose el campanario construido en una de las capillas absidiales. Este posee forma trapezoidal, con ventanas ojivales y de aspecto macizo.
En su exterior se puede observar un relieve redondo representando a Santa Tecla.
En 1592 se construye una sacristía, con elementos arquitectónicos y ornamentales góticos, que substituye a la anterior. De los siglos XIII 0 XIV sólo quedan las capillas absidiales, la torre y la sacristía.

A principios de siglo XVI, la Universitat contrató a los maestros Jaume Espinosa y Pere Ferro para dirigir una profunda reforma del templo que se encontraba bastante deteriorado. Estas ampliaciones y retoques barrocos se realizaron entre los años 1712 - 1728. En el siglo XIX se construiría el altar mayor.
Se comunica con el Castell por el callejón de Es Sot Fosc, abriéndose a la Plaça del Mirador por un acceso lateral.