Catedral de Nuestro Señor San Salvador
Jerez de la Frontera (Cádiz)

La actual Catedral jerezana se edificó originalmente como Iglesia Colegial dado que Jerez no ha sido obispado hasta 1980. Es una bella construcción del Siglo XVII que aúna los estilos gótico, barroco y neoclásico, se alza sobre la primitiva Mezquita Mayor de Jerez y la antigua Iglesia del Salvador. Destacan en su interior las capillas de la Inmaculada, del Sagrario y de las ánimas, esta última dedicada al Cristo de la Viga pieza gótica del siglo XIV; el Crucificado, atribuido a José de Arce, y La Inmaculada, de Jaime Baccaro. También resaltar en su museo, "La Virgen Niña, de Zurbarán y otras obras de Juan Rodríguez "El Tahonero". La torre campanario que se encuentra en el exterior, posiblemente fuera construida sobre el minarete de la mezquita.
La construcción de la primitiva colegiata, hoy catedral, se inicia en 1695 y se termina en 1778. La dilatada construcción del edificio implica sucesivamente a una serie de arquitectos y aparejadores que lograron, definitivamente, culminar la obra, entre ellos Diego Moreno Meléndez, Rodrigo del Pozo, Diego Díaz, Juan de Pina y Torcuato Cayón de la Vega, así como Juan de Vargas y Pedro Ángel de Albizía entre otros. El templo rectangular tiene cinco naves, integrando en su espacio la estructura de cruz latina. Obra de estilo barroco, es de una gran monumentalidad. Su aspecto, a primera vista un tanto confuso, equilibra las masas produciendo proporciones de gran belleza.

La sillería del coro, diseñada por B. Serrano, fue también trazada por aquél. La espléndida biblioteca procede de los fondos donados por el obispo Juan Díaz de la Guerra.