Catedral del Salvador y Santa María 

Orihuela (Alicante)

La Catedral de Orihuela, Capital de la Diócesis, está construida sobre restos visigodos, hispano-árabes y mudéjares, visibles en aprovechados residuos.

En 1281, Alfonso X El Sabio la constituye principal. En 1413, el Papa Luna, Benedicto XIII, le otorga el rango de colegiata. En el año 1419, el Papa Martín V, lo confirma. En 1510, el Papa Julio II la elevó a catedral. En 1564, Pío IV y Felipe II conceden el Obispado, desmembración del de Cartagena, siendo su primer prelado el Obispo Gallo.

La Catedral empezó a construirse a principios del siglo XIV, y sin ser un gótico de luz y de grandes dimensiones, tiene bellísimas proporciones. Es de un gótico singular levantino. Otro gótico posterior corta transversalmente las naves.

Reja del Altar Mayor, renacentista, de hierro forjado y dorada al fuego. Taller de los franceses Esteban y Andrés Savanian? Cartagena 1549. Diseño de Jerónimo Quijano. En el centro, gran medallón de la Anunciación con expresivas quimeras. Arriba, Adán y Eva en el paraíso. Sobre la cornisa superior, los cuatro profetas mayores. En lo alto, la Crucifixión con dos alas imperiales que indican la universalidad de la Redención. Interesante los cuatro soportes y lámparas. Dos pulpitos: el epistolario y el evangelario. En esta capilla predicó San  Vicente Ferrer.

Visión del exterior del claustro, año 1377, restaurado en el Renacimiento con arcos carpaneles, transportado aquí en 1942 desde el antiguo Convento de la Merced.

Sillería y Coro Catedralicio. Contiene: 20 asientos de beneficiarios y preste; 25 asientos de canónigos con templetes y trono del obispo; 45 bajorrelieves de temas bíblicos; 42 ángeles con símbolos. Figura del Salvador sobre el templete episcopal. Obra de Juan Bautista Borja en 1718. En el centro, atril de tiempos del Descubrimiento.
También hay que destacar la reja del coro (Renacimiento plateresco), en el centro, escudo imperial de Carlos V. 8 medallones, 2 púlpitos; uno figurativo por simetría y otro para las lecturas cuando el rezo del Oficio Divino es solemne. Hierro forjado y dorado al fuego, obra de Jerónimo Quijano y de los franceses Andrés y Esteban Savanán, Cartagena, 1547. La reja es resguardo del lugar de oración.
Gran órgano barroco, transformado en romántico. Nicolás de Salanova y Martín de Userralade, Valencia, 1733. Tiene más de 72 registros, cadereta y gran trompetería de batalla. En el cúspide, el escudo cuatribarrado de la Corona de Aragón. Magnífica cubierta de talla y oro fino. Todos los tubos son de estaño. Antigua Sacristía: Arca para el Monumento en Semana Santa. Toda de plata, estilo neoclásico. Luis Perales, valencia 1792. Las cinco bolas rojas de la puerta simbolizan las cinco llagas. Candeleros y Sacras de plata, del orfebre Estanislao Martínez, Valencia 1771. Frontal del altar mayor, con el escudo del Obispo Gómez de Terán, 1745; Antonio Grau, 1750.