Catedral Basílica de Santa María 
Pontevedra

Es el templo de mayor belleza de Pontevedra. De estilo gótico renacentista, fue construido en el lugar que ocupó otro templo románico según los planos de Juan de los Cuetos y de Diego Gipor, por encargo del Gremio de Mareantes, compuesto en el siglo XV por dos mil hermanos cofrades, como lo atestiguan las inscripciones de la pared.

Su hermosa fachada, a manera de un gran retablo de piedra, es una de las joyas de la arquitectura plateresca gallega,

tiene tres cuerpos con una torre en el exterior adosada a la nave del Evangelio. Sus autores fueron Cornelius de Holanda y Joao Noble. A cada lado de la puerta están representados San Pedro y San Pablo; sobre la puerta, la escena del Tránsito de la Virgen. Por encima del baldaquino se ven las cabezas de los apóstoles y, más arriba, los evangelistas Marcos y Lucas. Sobre el rosetón está la figura de la Virgen de la Asunción.

Otros personajes bíblicos e históricos -como Colón o Hernán Cortés- aparecen a lo largo de la portada.

El interior del templo tiene tres naves separadas por columnas, con capillas laterales recubiertas de complicadas bóvedas de crucería y decorados pilares retorcidos para darle una sensación de amplitud. Cuenta con un único ábside poligonal. Destaca por la elegancia de sus formas.