Catedral Nueva de la Asunción de la Virgen

Salamanca

 

La Catedral Vieja, románica y ojival y la Catedral Nueva, formidable y robusta, se funden con plena naturalidad, aunque la imagen más conocida sea la de la Torre del Gallo, lo cierto es que ambas iglesias mayores ofrecen, tanto por fuera como por dentro, infinitas perspectivas de gran belleza.

Construida durante los siglos XVI, XVII y XVIII, es una de las últimas y mas importantes bellas manifestaciones del gótico español. Su maestro mayor fue Juan Gil de Hontañón, sustituyéndole en 1526 su hijo, en 1577 Pedro de Gamboa y en el siglo XVII varios maestros, desde Joaquín Benito Churriguera (1714) hasta Manuel de Lara Churriguera (1741). Exteriormente, su aspecto gótico es sencillamente impresionante, destacando su altura y grandiosidad por encima de todo su entorno.

Exteriormente, destacan tanto la fachada principal, como las puertas del Obispo y de San Clemente, y las de Ramos y del Crucero en el lado norte.

Ya en el interior, nos encontramos con una decoración rica y elegante, presidida por la bóveda dorada y policromada de Juan Montejo. Detrás del Altar Mayor, se haya el Cristo de las batallas del Cid Campeador.

 El coro es obra de Alberto Churriguera y el órgano plateresco (1568) de Damián Luis. Hay otro órgano, el llamado "Churrigueresco" que data de 1745. Además del Altar Mayor, destacan diferentes capillas, como la Capilla Dorada, la del Sudario, la de san Roque o la de la Virgen de la Soledad.