- Catedral de Santa María -  
Sevilla

Las obras comenzaron en 1403 y en 1507 se pudo consagrar el templo. Si bien no se conoce al autor de la traza general, sabemos de algunos maestros que intervinieron en su construcción, desde Alonso Martínez hasta quienes remataron la obra, como Alonso Rodríguez y Gonzalo de Rojas, pasando por maestros franceses, y la maestría compartida de Pedro de Toledo, Francisco Rodríguez y Juan de Hoces, asimismo intervinieron en 1496 Simón de Colonia y mas tarde Juan Gil de Hontañón.

La estructura gótica del templo es una de las mas bellas en la historia de la catedral gótica europea. Cuenta con cinco naves, mas una de crucero, alcanzando el cimborrio una altura de 40 metros. La catedral cuenta con una formidable colección de vidrieras donde podemos ver desde el gótico final encarnado por Enrique Alemán hasta el pleno renacimiento.

Lo que hoy llamamos Giralda, comienza a finales del siglo XII, cuando fue levantada como torre de la mezquita de Isbiliyya. Las obras fueron dirigidas por los arquitectos Ahmad BAsso y Ali-al-Gomari, pasando por varias etapas durante el califato.

Viene la reconquista y comienzan los cambios en la torre durante 1557, transformándola de árabe a cristiana. El aspecto de la torre no ha variado demasiado, solo fue cambiada la parte de arriba, eliminando los motivos árabes por cristianos. El paso del tiempo a deteriorado bastante la Giralda, por esa razón a sufrido abundantes obras de restauración, el 29 de Diciembre de 1928, fue declarada patrimonio de la humanidad.

El primer cuerpo de la torre es de puro ladrillo, que finaliza en el campanario. Cada fachada esta decorada con arcos mixtilineos, con desigualdad en cada fachada. Esto es rematado con detalles árabes. El campanario es renacentista, con cinco huecos a cada lado, con el central más grande que los laterales. La parte de arriba del todo, esta dividida en tres cuerpos, que van poco a poco reduciéndose de tamaño al ritmo que subimos. Los dos primeros son de planta cuadrada, y el ultimo de planta redonda. Finalmente es coronada por el "Giraldillo", una veleta que da nombre a la torre.