El Bateo
Libreto de Antonio Paso y Antonio Dominguez, con música de Féderico Chueca.

 Una calle en los suburbios pobres de Madrid. Se celebra el bautismo del hijo natural de Nieves, hija de doña Valeriana. El padre, Lolo, tiene intenciones honorables hacia su novia, pero un vecino, Pamplinas, afirma que ha visto a un hombre subir al balcón de Nieves, y que ella se inclinó ante su admirador. Lolo, se llena de furia, celos e incredulidad y sobreviene una disputa importante con Nieves. Wamba, amigo de Lolo asegura que el malentendido será clarificado y calma eventualmente la cosa.

 Sacristía de la iglesia de San Antonio de la Florida. El Sacristán, Celestino, está preparando el libro mayor de la parroquia para el bautismo, ayudado por su auxiliar, mientras que el cura llama a los asistentes, para que se apresuren a entrar.
En el restaurante de Pascual cerca de la iglesia, antes de que el almuerzo de la celebración pueda ser servido, Lolo acusa a Pamplinas de ser un mentiroso y vuelve a sembrar la confusión, la discusión explota otra vez. Lolo dice que no tomará la responsabilidad de un niño que no sea el suyo, y todos quedan atónitos por la presunta infidelidad de Nieves.

Al final la verdad sale a relucir. Wamba confiesa que el hombre del balcón, era él, visitando no a Nieves, sino a su madre Valeriana. Las relaciones amistosas se restauran y todos disfrutan de la comida del bautismo.

Se estrenó El Bateo en el Teatro de La Zarzuela de Madrid, el día 7 de Noviembre del año 1901.