Los de Aragón

Zarzuela de costumbres aragonesas en un acto, dividido en cuatro cuadros.
Texto original de JUAN JOSÉ LORENTE. Música de
JOSÉ SERRANO.
Estrenada el 16 de abril de 1927 en el Teatro Centro de Madrid

Sinopsis
Durante la ausencia de su novio Agustín, en Africa luchando contra el moro, Gloria rompe la promesa que le hizo y actúa como canzonetista, enfrentándose por ello y además con su familia. Cuando vuelve Agustín y se entera reacciona primero visceralmente pero luego al verla y ante la Virgen del Pilar, perdona.

Cuadro primero. En la terraza de un bar de Zaragoza, frente al music-hall Imperio, se reúnen unos parroquianos decididos a reventar la actuación de Gloria. La joven, antigua conocida suya, se fue de casa para dedicarse al mundo del cuplé y de las variedades, actitud que avergüenza a todos, especialmente a su familia -su madre murió de pena; su abuelo y su hermana se sienten humillados-. Ahora Gloria ha regresado para ofrecer un recital. Al mismo tiempo también, aparece el que tres años fuera su novio, Agustín, que vuelve como militar de Africa cargado de honores. Cuando Agustín se encuentra con su amigo Luis le narra su reacción al enterarse del camino que había elegido su novia. Poco después Gloria comienza su recital en el interior del music-hall con una canción en francés que levanta las protestas, cada vez más sonoras, de la concurrencia, hasta que la artista se ve obligada a salir del recinto. Entonces, Agustín se hace conocedor de su presencia y decide acudir a protegerla.
Cuadro segundo. En el exterior de la Basílica del Pilar, entre el volteo de campanas, Gloria llora el recuerdo de su madre y siente el magnetismo de la tierra chica. Se introduce en el templo antes de que lleguen Agustín y, por otra parte, unos rondadores que le cantan a la Virgen.
Cuadro tercero. Dentro de la basílica se encuentran los dos protagonistas. Agustín le pide a la joven que deje su vida para poder honrar a su familia, y habla de un posible perdón cuando ella le jura mantener su cuerpo tan puro como su corazón. Gloria se queda a solas pidiéndole consejo a la Pilarica.
Cuadro cuarto
. En la posada de la familia de Gloria se espera su llegada, arrepentida. Cuando por fin aparece, un cliente la quiere obligar a cantar la canción francesa del music-hall, pero lo que ella va a entonar es una jota y el propio Agustín le va a acompañar. Gloria ha vuelto a identificarse con los de su tierra, con los de Aragón.