La Montería
Libreto de J.R. Martín, con música del maestro Jacinto Guerrero.

Una bonita aldea inglesa, en las afueras el castillo feudal del duque de Jetkinsson.

Marta confiesa a Ana (ambas doncellas del castillo) que no tiene ningún admirador, a excepción de sir Edmund, el hijo del Duque, quién tiene apalabrada su inminente boda con su prima Ketty. Edmund jura amor eterno a Marta, y aunque ella le dice que es imposible, la magia supernatural de la noche es manifiesta y cae en sus amantes brazos. Edmund triunfante canta una Romanza apasionada.
Al enterarse el duque, jura exiliar a su hijo lejos del Estado para siempre. Ketty se comparece de la muchacha y promete abogar ante el Duque en su favor, Marta besa las manos de su rival con gratitud.

El Duque, convencido por las palabras de Ana y de Ketty, concede el perdón a su hijo Edmund, y Marta con su inmenso cariño e infinita dulzura ablanda el corazón del viejo aristócrata, obteniendo su permiso para casarse con Edmund.

 

Se estrenó La Montería en el Teatro Circo de Zaragoza, el 24 de Noviembre del año 1922.  

 

En la foto el maestro Guerrero el día del estreno.