BRETÓN

Nace Tomás Bretón en Salamanca, el 29 de Diciembre de 1850.

 

Falleció Tomás Bretón, ya jubilado, en Madrid el 2 de Diciembre de 1923.  

De familia modesta, consigue a costa de muchos sacrificios, obtener una educación musical con inevitables interrupciones para asegurarse el sustento. Trabajó como músico en varias orquestas, dándose a conocer poco a poco componiendo piezas de baile, destacando como violinista. Finalmente, logró la dirección de la orquesta del Circo Price y consigue culminar sus estudios en el conservatorio con un primer premio de composición, compartido con Chapí.

En 1874 empieza a componer zarzuelas y estrena algunas con diversa fortuna, pero pronto se inclina por la ópera, y al año siguiente estrena, Guzmán el Bueno en el teatro Apolo de Madrid. El éxito se repitió en Barcelona empezando a adquirir renombre.
En 1878 estrena la zarzuela El campanero de Begoña, y empieza a dedicarse a la dirección orquestal, consiguiendo finalmente una pensión para ampliar estudios en Roma, trasladándose después a Viena y París, donde empezaría Los amantes de Teruel. A su regreso a Madrid en 1884 tuvo que esperar más de cinco años para que se estrenara esta obra en el Teatro Real (1889). El éxito de esta ópera fue mucho mayor en el Liceo de Barcelona, y en agradecimiento, Bretón dedicó a Cataluña su ópera siguiente, Garín, estrenada en el Liceo en Mayo de 1892 entre oleadas de entusiasmo.
Director de la Sociedad de Conciertos de Madrid desde 1885 y con el enorme éxito conseguido sorprendió a muchos que Bretón aceptara componer una zarzuela del género chico,
La verbena de la Paloma, que se estrenó el 17 de Febrero de 1894, el mismo día que murió Barbieri, obteniendo un éxito clamoroso.
Aún alcanzó Bretón otro triunfo significativo después de éste, con su obra de ambiente aragonés La Dolores.

Siguieron después años de actividades varias con el estreno de otras zarzuelas y óperas, como Raquel, 1899; Farinelli, 1903; El certamen de Cremona, 1906; Tabaré, 1913; Don Gil, 1914; pero sin alcanzar el éxito de La verbena de la paloma. Fue nombrado director del Conservatorio madrileño en los periodos (1913-1916 y 1918-1921).